CITA PREVIA: 91 519 19 63

DIRECCIÓN CONSULTA:
C/ Sánchez Pacheco 82 B,
Bajo A
28002 - Madrid
(También consulta en Villalba)

aurora@psicologaysexologa.com

S E X O L O G Í A

 

M O B B I N G

El mobbing es el acoso moral en el trabajo, llamado también psicoterror, acoso colectivo o intimidación, es una situación de hostigamiento psicológico continuado, que produce en las víctimas daños físicos y psíquicos, bajas laborales, a veces definitivas, y ahora mismo es la primera causa de baja laboral en españa.

Por otra parte, el hostigamiento no siempre proviene de un superior. Uno de los síntomas más claros del "mobbing" es el aislamiento del acosado, a quien se le niega la comunicación, no se le da trabajo, se le ataca y critica constantemente, o, por el contrario, se le sobrecarga con tarea que no pueden cumplir, para luego hacerle blanco de todas las críticas.
Sobre esta persona empiezan a circular todo tipo de rumores que afectan a su autoestima y que persiguen que se autoexcluya de la vida social y laboral de la oficina.

El biólogo konrad lorenz compara el "mobbing" con el comportamiento de algunas especies animales en las que el grupo se abalanza contra un individuo: "el fuerte abusa del débil, pero los débiles también se unen contra el más fuerte, o contra el más sobresaliente".

Las víctimas suelen ser trabajadores brillantes, que despiertan celos profesionales y que, muchas veces, no son conscientes de que están sufriendo una situación de acoso. La mitad de los que sufren acoso psicológico en el trabajo arrastran secuelas como insomnio, la ansiedad, cambios de la personalidad y alcoholismo. Se calcula que uno de cada cinco suidicios en europa está relacionado con este fenómeno.

El mejor arma contra el acoso psicológico es contar lo que está pasando y buscar testigos entre los compañeros de la oficina. Guardar silencio es ser cómplice de la táctica del acosador, que es desmoralizar a la víctima hasta conseguir que una mañana se despierte pensando : "algo habré hecho para merecerme esto".

Es preciso no guardar el secreto, buscar testigos, denunciar la situación al comité de empresa, no culpabilizarse y, en casos extremos, cambiar de departamento, de trabajo o solicitar la extinción del contrato y la indemnización, aduciendo ser víctima de conductas que afectan a la dignidad laboral del trabajador.

Si se identifica al acosador, la dirección debe sancionarlo y evitar que continúe con su acoso.
En la mayoría de los casos, las personas acosadas sufren problemas en su autoestima, cursando ansiedad e incluso depresión. El tratamiento psicológico servirá par recuperar el equilibrio y para que no le queden secuelas para el resto de su vida.

 

Aurora del Prado - Cita Previa 91 519 19 63